Cultiva hierbas aromáticas en casa

Nada más sabroso que unas hojas de menta en el té, una pizca de albahaca fresca en el tomate o una rama de orégano en el pollo al horno. La gran ventaja de las hierbas aromáticas es lo fácil que resultan de cultivar y tener a mano todo el año. Puedes tenerlas cerca de una ventana, y siguen creciendo tan ricamente. basilEn la foto puedes ver mi albahaca, que crece en una pequeña maceta en la ventana de mi cocina. Esta quiere tener la tierra bien húmeda para mantener esas hojas grandes bien frescas.

La menta quiere sol una parte del día, al igual que la albahaca, y la tierra algo húmeda. Puedes plantar estas dos en el mismo macetero.

El tomillo, el orégano y el romero quieren tierra más seca, pero si ves que la tierra de las orillas está seca y se separa de la pared de la maceta, es que necesitan agua. El tomillo es el más delicado con el viento, procura que esté cerca de una pared. Tomillo y orégano conviven bien en una misma maceta.

oregano, perejil

Hay tres cosas que es mejor evitar para que estas hierbas aromáticas crezcan bien:

  • no regarlas demasiado.
  • no dejarlas florecer
  • no dejarlas crecer demasiado hacia arriba.

Eso quiere decir que hay que ir podándolas: elimina las hojas superiores para que crezca a lo ancho, y pódala a menudo, toda ella, para que no florezca.

Lo bueno de las hierbas aromáticas es que las puedes separar para que crezcan en otros maceteros. Recomiendan lavar un poco las raíces de la menta, e incluso dejarla un par de días en agua, antes de replantar.

Foto: Mint Leaf via photopin (license)

Deja tu comentario

%d bloggers like this: