Niños

Los libros que lee mi hijo (6 a 9 años)

1 comment869 views
escritorioconlibros

Este es el escritorio de Darian. Aquí reina su pasión, los legos. Pero también colgó su letrerito de escritor este invierno, el que le dieron un día en la escuela.

Al acabar cuarto grado, me sorprendió con buenas calificaciones, y la mejor fue en lenguaje. No me lo esperaba porque siempre hemos entregado su informe semanal de lectura medio vacío y a voleo. Y pedirle que escriba de forma voluntaria es llamar al mal tiempo.

Mi hija mayor, como muchas niñas, lee y escribe por entretenimiento en su tiempo libre desde que era bien pequeña. Jugaba a recetas, escribía un poemita o me enviaba un mensaje cuando estaba enfadada conmigo o preocupada por algo. Darian escribe mensajes y diálogos en los muñecos que dibuja, básicamente exclamaciones. Pero no lo he visto escribir demasiado.

No ha leído Charlotte´s Web ni ninguna de las obras de la literatura infantil que los niños empiezan a leer cuando ya dejan los libros de imágenes. De hecho, no ha dejado los libros de imágenes. Pasó su primera infancia con los libros de fotos -ni siquiera le gustaban las ilustraciones- y de ahí se fue a la enciclopedia de la Guerra de las Galaxias. Después fue Wimpy Kid: tiene todos los libros y creo que solo lee las burbujas de diálogo.

Entusiasmada con su “A”, este verano compré la historia resumida de Helen Keller, un libro muy delgadito para ver si podía inspirarlo a leer más, con una historia de superación personal y dedicación. Cuando se lo mostré, me dijo que ese lo podía leer yo, y él se dedicaría a una maravillosa edición encuadernada de Minecraft. “It is a good book. Look! Essential Handbook!”, me decía señalando la cubierta.

Tiene libros sobre el espacio, los dinosaurios, los animales feroces, una minienciclopedia de animales… todos con imágenes. Pero parece que le ha sacado buen partido a las pocas letras que tienen.

Cómo se me pudo ocurrir ofrecerle Helen Keller a un niño que sueña con espadas de diamantes para matar zombies, no lo sé. Será que seguía yendo a mi avío sin darme cuenta de lo que de verdad sintoniza con él. Si me hubiera dado cuenta antes, hubiera intentado sacarle más partido a sus lecturas en lugar de tirar la toalla y pensar que era un caso nulo. A veces los padres anhelamos en nuestros hijos cualidades que ya tienen a su manera, pero no sabemos ver.

También lee mucho en la computadora (sí, sí, elegir nombres de personajes, buscar juegos, videos y contraseñas, etc) y la maestra me dijo que le gusta Time Kids Magazine, una revistita corta que suele traer los temas que les gusta a los niños. Y me explica las cosas que lee, un cambio sustancial respecto a años anteriores (tengo que decir que esta maestra ha sido la persona más positiva y capaz de sacar a relucir todo lo bueno que tiene mi hijo como estudiante).

Mientras yo continuo insistiendo con Helen Keller, parece que él aprende a su modo y se motiva con otras cosas. Estos otros libros para niños de 5 a 9 años son más convencionales que las lecturas de mi hijo y muy recomendables, buenas lecturas que hay que seguir ofreciéndoles.

Clarisse Céspedes
Soy periodista y madre de dos hijos que se llevan 10 años de edad, lo más parecido a repetir curso en maternidad. Después de trabajar en prensa, radio y televisión hispana en Estados Unidos durante casi 10 años, me he pasado al mundo de los internautas y trabajo para BabyCenter en Español. Sígueme en @madreinus y Facebook
%d bloggers like this: