Educación

Ceremonias de graduación

1 comment1207 views
graduacion2

Cuando mi hija terminó la primaria hubo ceremonia de graduación en su escuela. Fue algo sencillo, pero dieron a cada niño su diploma y todos posamos para la foto. Cuando terminó la escuela intermedia fue en serio: micrófonos, padres peleándose para poder ver mejor, niñas con vestidos muy formalitos y ¡ay! los primeros tacones. Parecía el desfile del 4 de julio. Y todos posamos para la foto.

La celebración de la graduación de escuela secundaria o High School fue emocionante, con toda la pompa y circunstancia del himno que la adorna y el júbilo de la meta conquistada, el momento en que se lanzan los birretes al aire y se reciben los diplomas.

graduacion de high school

Todavía me queda este año su graduación del Community College y luego, espero, la universitaria. Hay muchas celebraciones y ceremonias de graduación en la vida de un estudiante en Estados Unidos, y todo empieza en el Daycare. Con toga y birrete, a criterio del centro escolar.

Teniendo en cuenta el porcentaje de jóvenes que abandonan los estudios, tiene sentido pensar que celebrar cada etapa de su educación es una forma de mantenerlos motivados, felicitarlos por el trabajo bien hecho y dirigirlos a la siguiente fase en el largo camino de la educación, cultivando el miedo a quedar apartado del grupo.

Pero en los últimos años han bajado las cifras de estudiantes que se gradúan de high school y de la universidad. Estados Unidos, un país tan rico, está solamente en el lugar 10 de la lista de rendimiento escolar en un grupo de 33 países. ¿Sirve de algo celebrar tanto?

Para mí, que he visto cerrar escuelas y servicios escolares de forma escandalosa cada vez que hay un problema de presupuesto en el estado de California (las escuelas siempre son las primeras que caen), estas celebraciones dan una imagen poco real y tapan el problema nacional de falta de atención a la educación, desde escuelas anticuadas a salarios bajísimos, por no mencionar la escasez de servicios como el autobús escolar o la comida sana.

¿Sería mejor no celebrar?

  • A lo mejor, si los niños entendieran que asistir a la primaria y secundaria es su obligación, no se lo tomarían como un regalo que pueden devolver.
  • A quienes, por un motivo u otro, deciden no graduarse de high school o no pueden, ¿hay que atormentarlos, excluyéndolos de una celebración tan sonada?
  • También pienso en los jóvenes que pierden interés en graduarse porque les resulta insorportable una celebración que no les parece atractiva, sino una cursilería (“porque todo el mundo lo hace”). U otros motivos.

Las graduaciones son una celebración bonita que puede crear ansiedad en los estudiantes y en los padres.

Ninos pequeños con toga y birrete

La graduación de primaria

La graduación de primaria de mi hijo fue un acto sencillo sin el toque verbenero de banderines, música y globos. Igual que lo fue la de su hermana. Eso era suficiente porque no esperaba menos de él: su única obligación todos estos años ha sido asistir a la escuela.

Sin embargo, cerrar la fase de educación elemental merece broche de oro porque son años clave en su crecimiento:

En la escuela de mi hijo, los niños dieron sus primeros discursos. Mencionaron los nervios que sintieron su primer día de escuela, la emoción de conocer a su mejor amigo y la tristeza de tener que decirle adiós porque cambiaba de escuela; el afecto a su maestro y la emoción de su campamento de ciencias naturales (la primera vez que pasan varias noches fuera de casa).

Para muchos niños, la escuela de primaria es el lugar donde experimentan las primeras alegrías y sinsabores de la vida, despierta su deseo de conocer académicamente y crecer socialmente. Leer, escribir, sumar, restar, multiplicar, dividir, calcular fracciones y decimales, resolver problemas, estudiar las misiones de California y la guerra de independencia… “Mom, ¿estás llorando?” me dice mi hija. Un poquito. Escucho a esos niños y veo pasar pedazos importantes de vida: “Los cambios no son buenos porque ya no puedo jugar con mi amigo Brandon. Y era muy muy buen amigo mío, you know?“. – “Sí, hijo. Ya conocerás a otros amiguitos”.

El apretón de manos de la maestra significa mucho para mí.

El papel de los padres

Ahora, después de la primaria, la cosa se complica y es cuando los padres tenemos que ponernos “listos”. Lo más difícil para mi es saber qué está sucediendo, cómo comunicarme con los maestros, qué se espera de mi (que aquí es mucho más que en España). Y entender cómo funcionan las cosas porque los caminos de la educación son aquí variados y complicados.

Cuando mi hija cumplió los 15, agradecí enormemente la explicación que dieron a los padres sobre los requisitos necesarios para graduarse, y la distinción entre lo que se necesita para graduarse y lo que se necesita para ser aceptados en una universidad (el paso inmediato después de la graduación). Cuando empezó el Community College, la explicacíon de las ramas de estudio y lo que tienen que hacer para llegar a donde quieren me pareció un laberinto. Además, los hijos ya no cooperan tanto, así que hay que asegurarse de entrar en los sistemas electrónicos y saber qué sucede. Lee mis recomendaciones para niños en high school.

Clarisse Céspedes
Soy periodista y madre de dos hijos que se llevan 10 años de edad, lo más parecido a repetir curso en maternidad. Después de trabajar en prensa, radio y televisión hispana en Estados Unidos durante casi 10 años, me he pasado al mundo de los internautas y trabajo para BabyCenter en Español. Sígueme en @madreinus y Facebook

1 Comment

  1. Uff a mi esta parte tan ceremonial no me va mucho. Lo que me parece es muy rriste que en un país “rico” lo primero que hagan sea vapulear la educación, aunque eso es algo que por desgracia pasa en muchos países no solo en EUA

Deja tu comentario

%d bloggers like this: