Vivir en US

¿Cómo hacerle la guerra al azúcar?

2 comments884 views
niños en restaurante

En Estados Unidos, uno de cada tres niños puede desarrollar diabetes, al ritmo que van las cosas. Entre los niños latinos, esta proporción es mucho mayor: la mitad de los niños latinos que viven en Estados Unidos podría tener diabetes en algún momento de su vida. No lo digo yo, sino las organizaciones de salud.

En un país donde un vaso de cocacola es más barato que una botella de agua, no es de extrañar. Y confunden a la gente con conceptos de salud para, en realidad, seguir metiendo las bebidas dulces de una forma u otra, como las aguas “vitaminadas”, las sodas de dieta o los Jamba Juice, que llevan una concentración de azúcar capaz de disparar un cohete por muy natural que sea la fruta (el domingo pasado me puse enferma después de una vaso grande de jugo o zumo fresco de zanahoria con naranja en Jamba Juice que yo misma vi cómo exprimían).

Mi hijo no toma soda, pero sí le gusta la limonada o fanta de naranja. Sin embargo, se la mezcla él solito con agua, siguiendo lo que hace su padre, que hace años se mentalizó para eliminar las sodas. Ayer mismo, se dejó entera la limonada que accedí a comprarle porque era viernes, aquí la prueba: esta mañana aún seguía en la cocina.

limonada

Se ha vuelto consciente con las bebidas, pero esa no es la última frontera. Con el ejercicio que hace tres veces a la semana y lo que juega, que está siempre sudando, ¿por qué no se queda como un palito? No son los cereales ni la leche, que ya no los toma casi, y la verdad es que ha perdido interés por ellos. Tampoco hay galletas en mi casa.

Pero el azúcar esta infiltrado en gran cantidad por todos lados. Desde que llegué a Estados Unidos he dejado de ser fan del yogur, que era mi tentempié favorito. Recuerdo el yogur de avellanas de Alemania, el yogur de frutas del bosque en Francia y el yogur con miel y avena de España, y se me hace la boca agua. Pero soy incapaz de comer un yogur americano porque me mata lo dulces que son, a mí que soy tan golosa.

La industria abusa del azúcar, las grasas hidrogenadas y la sal, que están por todas partes en cantidades astronómicas: las sodas de color azul o verde, los chorros de mantequilla líquida para poner encima de las saladísimas palomitas de maíz, los helados de caramelo con sal marina o la salsa para las patatas de Chickfil-A. Hasta Patxi´s pizza te pone un bote de miel en la mesa para que te comas la corteza de la pizza con miel.

Con solo comprar una bolsita de almendras con sal y azúcar o de patatas fritas hawaianas, rebozadas en una mezcla de azúcar, sal y picante para reventar la arteria, uno se siente falsamente feliz.

El último culpable: el pan

Ayer estaba comiendo una pita con aguacate y queso fresco en casa, y sentí un sabor dulce muy agradable… que venía de la pita. Le habían añadido azúcar para “que te guste”.

No he encontrado ningún pan sin azúcar (si alguien sabe, que me lo pase). Hay pan sin gluten, pero el nivel de azúcar que le ponen es mayor aún que al pan normal para “darle sabor”.

En la vida tan ajetreada que llevamos, ¿quién tiene tiempo de ir buscando cada alimento en una tienda especializada diferente? He intentado reducir la cantidad, sacarlo totalmente de la despensa y comprar pan más sano, pero siempre lleva el azúcar por algún lado.

Cuando hay que echarse algo rápido a la boca, en poco tiempo, nada más fácil que el pan. Y más vale que sea algo muy sabroso, como los nuevos bollos “pretzel” para las hamburguesas, que llevan aún más azúcar que el normal, hasta que enloquecemos al páncreas.

Clarisse Céspedes
Soy periodista y madre de dos hijos que se llevan 10 años de edad, lo más parecido a repetir curso en maternidad. Después de trabajar en prensa, radio y televisión hispana en Estados Unidos durante casi 10 años, me he pasado al mundo de los internautas y trabajo para BabyCenter en Español. Sígueme en @madreinus y Facebook

2 Comments

  1. Es terrible…. y como dices tu el azúcar esta escondido en todos los alimentos procesados. En el pan siempre va a haber azúcar o miel para alimentar la levadura, yo hago el pan en casa y mi receta lleva 3 cdas. de azúcar por hogaza grande…. lo calcule son 3 gramos por porción de azúcar… buscaría algo similar o menor en los envasados. Mi regla en la casa es que todo (ketchup, snacks, cereales, granola bars, etc) debe tener menos de 5 gramos por porción.

    1. Buena fórmula, la voy a seguir. Y voy a buscar en tu blog enmicocinahoy.com cómo hacer pan casero.

Deja tu comentario

%d bloggers like this: