Adolescentes

10 signos de alerta del suicidio juvenil

594 views
small__8186440622

Lo conocí en una fiesta. Una sonrisa muy cálida y una mirada amable y divertida. Comenzamos a hablar y enseguida llegamos al tema de los hijos:
-“¿Cuántos tienes?”
-“Tres”, me respondió. “Bueno, ahora dos. Uno falleció”

Me quedé confusa y no pude evitar seguir preguntándole.

Ese caballero elegante de la fiesta me contó que su hijo de 18 años se había ahorcado porque la novia había roto con él. Era el hijo más alegre de la familia y nunca había dado señales de alerta. Un día decidió terminar con su vida porque a los jóvenes les cuesta ver más allá de sus problemas y la presión del grupo, la imagen que dan ante sus amigos, puede con ellos. El joven explicó en una carta a la familia que esas habían sido sus razones: el desamor y la vergüenza.

En Estados Unidos, el suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años, según la agencia gubernamental CDC (Centers for Disease Control and Prevention). Por eso, en las escuelas no se toman la depresión ni la tristeza a la ligera. Saben que los padres podemos ser los últimos en darnos cuenta de que algo anda muy mal con nuestros hijos cuando están tristes o se muestran ausentes o poco comunicativos.

Cuando una consejera de la escuela de mi hija me dijo que me daba 15 días para llevarla a un psicólogo porque la veía muy triste, pensé que exageraba. Sabía que estaba triste y conocía las razones, pero nunca se me pasó por la cabeza que fuera a hacer una tontería como tragar todo el polvo desinfectante que se utiliza para limpiar los baños. Eso le pasó a la hija de una conocida que tiene la misma edad que la mía.

Las chicas piensan en el suicidio el doble de veces que ellos, pero el sexo masculino lo comete cuatro veces más que ellas. Y el primer medio que eligen son armas que los padres guardan en la casa, seguido por medicamentos.

Otro dato: el bullying o acoso escolar es un motivo de suicidio común. El bullying es un monstruo muy poderoso con mecanismos de acción variados, desde insultar de forma repetida a un estudiante o burlarse de él, hasta distribuir fotos privadas por toda la escuela. Todo caras de una misma moneda: la destrucción de la autoestima.

Los adolescentes no tienen ese sentido de la perspectiva, y sus problemas adquieren proporciones de tragedia griega por mínimos que sean (“I hate my life!”). ¿Quién no ha pasado en su adolescencia por esos momentos en que el mundo se acababa? “Uno comete una locura cuando siente que se le han acabado las opciones”, me dice mi amigo el psicólogo. “La comunicación constante con tu hijo te permite ver los signos de alerta“.

Hablar con ellos, darles espacio en nuestra vida ocupada, hablarles sin hacer que cierren la puerta completamente es nuestra misión como padres. Y cuesta muchísimo porque los padres sufrimos en carne propia el cambio de los hijos durante la adolescencia: cuando nos hablan mal, nos desprecian o no nos obedecen como lo hacían de pequeños. A pesar de eso, hay que mantener el diálogo.

Según kidshealth.org, estos son los signos de que un joven puede estar considerando hacer algo drástico:

  1. Hablar de suicidio o muerte en general
  2. Mencionar que muy pronto no estará presente
  3. Sentirse con falta de esperanza o sentirse culpable
  4. Distanciarse de familia y amigos
  5. Escribir canciones o poemas sobre separación y pérdida
  6. Empezar a repartir sus cosas personales entre hermanos o amigos
  7. Perder las ganas de participar en sus actividades favoritas. Dejar de sentirse atraído por lo que le gustaba.
  8. Tener problemas para concentrarse o pensar con claridad
  9. Experimentar cambios en sus hábitos de comer y dormir
  10. Tener un comportamiento peligroso

En Estados Unidos puedes llamar al teléfono (800) SUICIDE para obtener ayuda.

Foto: JLM Photography. via photopin cc

Clarisse Céspedes
Soy periodista y madre de dos hijos que se llevan 10 años de edad, lo más parecido a repetir curso en maternidad. Después de trabajar en prensa, radio y televisión hispana en Estados Unidos durante casi 10 años, me he pasado al mundo de los internautas y trabajo para BabyCenter en Español. Sígueme en @madreinus y Facebook

Deja tu comentario

%d bloggers like this: