limites
Adolescentes

-“Prométeme que no se lo dirás”
-“Sí, lo prometo”
-“Si se lo dices, nunca más te daremos juguetes. Nunca más”.

Ojos muy abiertos, y una promesa que sale sin pestañear: “Lo prometo”. Nada puede quebrar una promesa entre hermanos.

Unos minutos después, se abre la puerta de entrada. “¡Está en casa! ¡está aquí!”, exclama el niño de 5 años, corriendo a la puerta y señalando la escalera, tropezando en su prisa por delatar a la hermana.

lee más
1 2 3 28
Page 1 of 28
%d bloggers like this: